Video mensaje del Papa Francisco a Bangladés en vísperas de su viaje

2017-11-21 Radio Vaticana

El Papa Francisco envió un video mensaje a todo el pueblo bangladesí, como es tradicional, antes de emprender su Viaje Apostólico a esta nación, del 30 de noviembre al 2 de diciembre de 2017, donde llegará procedente de Myanmar, con el lema «Armonía y Paz».

El Obispo de Roma dirige «una palabra de saludo y de amistad» y recuerda que peregrina «como ministro del Evangelio de Jesucristo, para proclamar su mensaje de reconciliación, de perdón y de paz». Así como su anhelo de confirmar a los católicos en «la fe y en el testimonio del Evangelio, que enseña la dignidad de todo hombre y mujer, y nos llama a abrir nuestros corazones a los demás, en especial a los más pobres y necesitados»

Destacando también su alegría ante el encuentro con los líderes religiosos en Ramna, el Papa reitera la importancia actual de impulsar el respeto mutuo como miembros de la «única familia humana».

El mensaje pontificio termina invocando las «divinas bendiciones de alegría y de paz» sobre Bangladés.

«Queridos amigos

mientras me preparo a visitar Bangladés, ya dentro de pocos días, deseo enviar una palabra de saludo y de amistad a todo su pueblo. No veo la hora de que llegue el momento en el que podremos estar juntos.

Llego como ministro del Evangelio de Jesucristo, para proclamar su mensaje de reconciliación, de perdón y de paz. Mi visita tiene la intención de confirmar a la comunidad católica de Bangladés en su fe y en su testimonio del Evangelio, que enseña la dignidad de todo hombre y mujer, y nos llama a abrir nuestros corazones a los demás, en especial a los más pobres y necesitados.

Al mismo tiempo, deseo encontrar al pueblo entero. En especial, no veo la hora de encontrar a los líderes religiosos en Ramna. Vivimos en un tiempo en el que los creyentes y los hombres de buena voluntad, en todo lugar, están llamados a promover recíprocamente la comprensión y el respeto y a sostenerse el uno con el otro, como miembros de la única familia humana.

Sé que muchos en Bangladés están trabajando con empeño para preparar mi visita y les agradezco. Pido a cada uno que rece para que los días en los cuales estaré con ustedes puedan ser fuente de esperanza y de aliento para todos. ¡Sobre ustedes y sus familias invoco las divinas bendiciones de alegría y de paz!».

(CdM)
 
(from Vatican Radio)