Roma celebra la Semana de Oración para la unidad de los cristianos

2016-01-21 Radio Vaticana

(RV).- El Papa Francisco dedicó su catequesis semanal a la Semana de Oración para la unidad de los cristianos que se celebra del 18 al 25 de enero.

“… todos nosotros, durante esta Semana de Oración, estamos llamados a redescubrir nuestro bautismo, y a hacerlo juntos todos los cristianos, católicos, protestantes y ortodoxos, dejando atrás lo que nos divide”.

“Compartir el Bautismo significa que todos somos pecadores y que necesitamos la salvación que Dios nos ofrece, todos experimentamos la misma llamada a salir de las tinieblas e ir al encuentro de Dios lleno de misericordia. Precisamente en el bautismo, nos sumergimos en la fuente de la misericordia y de la esperanza, de la que nadie está excluido, esta experiencia de gracia crea un vínculo indisoluble entre los bautizados, de modo que nos consideremos realmente hermanos y miembros de un solo pueblo de Dios, capaz de anunciar las maravillas que él ha obrado a partir del testimonio sencillo y fraterno de la unidad, así como del compromiso mutuo de poner en práctica las obras de misericordia corporales y espirituales, realizando así nuestra común misión de transmitir a los otros la misericordia recibida, empezando por los pobres y abandonados”.

En Roma se están realizando diferentes iniciativas con ocasión de esta Semana de Oración, como lo explica monseñor Marco Gnavi de la Oficina del Ecumenismo de la diócesis de Roma quien destaca para Radio Vaticano su importancia.

“La importancia de esta semana es la llamada que hace a todos los cristianos de cada confesión, ortodoxos, evangélicos, anglicanos y católicos a buscar la unidad en las fronteras del testimonio de la fe en el mundo contemporáneo, un mundo dividido, los cristianos permanecen como una imagen, una esperanza de unidad y la deben vivir encontrándose sobre todo en la oración que es su primera acción”.

“En la oración escucharemos también el eco de los dolores del mundo, de las comunidades cristianas que son minorías, de la fuerza de la epifanía del mal a la cual debemos contraponer con la epifanía del bien”.

“El tema elegido para este año es testimoniar las obras maravillosas de Dios de la Primera carta de Pedro y esto queremos hacer recogiéndonos en cualquier lugar con este espíritu”.

“A Roma naturalmente en el punto más alto de la clausura solemne con las vísperas en la Basílica de San Pablo Extramuros junto al Papa Francisco pero en la periferia y en donde sea hay muchas citas… la vigilia diocesana se lleva a cabo esta tarde en la parroquia Sagrado Corazón de Cristo Rey en el centro de Roma en donde predicará el pastor luterano de Roma, quien ha sido recibido por el Papa Francisco recientemente. Será una gran ocasión de fraternidad y de amistad entre las presencias confesionales de Roma que cubren todo el arco del Ecumenismo contemporáneo, desde los ortodoxos, anglicanos, antiguas iglesias orientales, luteranos, a los reformados, metodistas, pentecostales y hay tantas comunidades de inmigrantes también. Un signo de fraternidad junto al Papa Francisco en un espíritu universal”.

Acerca de la reciente visita del Papa Francisco a Roma, monseñor Marco Gnavi afirmó:

“Ha hecho un signo particularmente luminoso de esta relación entre la Iglesia de Roma y la Comunidad judía, una de las más antiguas en Italia y la más numerosa, que ha visto antes del Papa Francisco, al Papa Benedicto XVI y antes al Papa Juan Pablo II en períodos históricos distintos”.

“Papa Francisco antes de entrar en la Sinagoga se detuvo en la calle 16 de octubre  -fecha de la deportación de los judíos a los campos de concentración-. Sus palabras han sido como un abrazo colectivo a esta comunidad que está llena de dolores, pero también de esperanzas. Me parece que es significativo que Papa Francisco haya renovado en este modo así personal un amor y una relación que para nosotros es irrenunciable por las raíces judías del cristianismo y porque esta comunidad en el mundo contemporáneo de hoy tiene mucho que decir, que dar, que ofrecer junto a nosotros a la ciudad”.

(Mercedes De La Torre – Radio Vaticano).

(from Vatican Radio)