"Que el peregrino se sienta como en casa", el Papa a los participantes del Jubileo de Santuarios y Peregrinaciones

2016-01-21 Radio Vaticana

(RV).- “Es importante que el peregrino que llega al santuario cansado y con hambre se sienta tratado como un familiar, debe sentirse como en su casa, esperado, amado y observado con ojos de misericordia”. Es uno de los mensajes que el Papa Francisco dirigió a los más 3.000 participantes en el Jubileo de Santuarios y Peregrinaciones que recibió en el Aula Pablo VI este tercer jueves de enero y justamente así es el día a día del Padre Gómez. Por su parroquia pasan al año 45.000 peregrinos que hacen el Camino de Santiago, los días de más afluencia son 300 cada día, “les damos un planteamiento evangelizador, les acompañamos, damos la misa del peregrino y les bendecimos”, asegura. “Tener las puertas abiertas de la Iglesia es ya la primera pastoral”.

El Padre Julio José Gómez es párroco en Carrión de los Condes en Palencia, España, y participa en el Encuentro Internacional de cuantos organizan las peregrinaciones, de los párrocos, los rectores y de los que sirven en los santuarios, que se celebra del 19 al 21 de enero en Roma y que tiene como lema “Parroquias y Santuarios: lugares de Misericordia”.

El Padre Julio José Gómez fue uno de los ponentes de la charla “Del santuario a la parroquia: la peregrinación como elemento integrante de la pastoral parroquial”, dentro de los eventos de este jubileo, donde se explicó cómo integrar todo lo que aporta una peregrinación a la vida parroquial y donde explicó su experiencia en Carrión de los Condes.  

Respondiendo a la pregunta de qué consejos daría antes y después de hacer una peregrinación, el Padre Julio invita a saber cuáles son las motivaciones de hacerla. Y en este sentido hace una diferenciación entre los fieles practicantes y los que hacen el camino por otro motivo, y para todos ellos la misión de las parroquias y santuarios es “estar allí” para cuando surjan dudas o preguntas. Para después de la peregrinación, Julio Gómez recomienda aprovechar “esa gracia recibida en esos días y no dejarla perder, viviendo los sacramentos y tal vez buscar la ayuda de un grupo”.

(MZ-RV)

(from Vatican Radio)