Pésame del Papa por la muerte del cardenal Dionigi Tettamanzi

2017-08-05 L’Osservatore Romano

El Cardenal Dionigi Tettamanzi, arzobispo emérito de Milán, ha falleció la mañana del sábado 5 de agosto, a la edad e 83 años, después de una larga enfermedad. Recibida la noticia, el Papa Francisco envió un telegrama de pésame al cardenal Angelo Scola, administrador apostólico de la archidiócesis ambrosiana, y a monseñor Mario Delpini, arzobispo electo.

Al recibir la noticia del fallecimiento del estimado Cardenal Dionigi Tettamanzi, deseo expresar mi pésame a los familiares y a dicha comunidad diocesana, que lo incluye entre sus hijos más ilustres y pastores más amables y amados. Pienso con afecto y recuerdo con gratitud la intensa obra cultural y pastoral desarrollada por este benemérito hermano que en su fecunda existencia ha testimoniado con alegría el Evangelio y servido dócilmente a la Iglesia, primero como presbítero en la archidiócesis de Milán, luego como obispo de Ancona-Osimo, Secretario de la Conferencia Episcopal Italiana, arzobispo de Génova, después arzobispo de la querida Iglesia ambrosiana, y por último administrador apostólico de Vigevano. Siempre se distinguió como pastor solícito, totalmente dedicado a las necesidades y al bien de los sacerdotes y de todos los fieles, con una peculiar atención a los temas de la familia, del matrimonio y de la bioética, de los cuales era particularmente experto. Elevo mi oración al Señor para que por intercesión de la Bienaventurada Virgen María, que él tanto amó, acoja a este fiel servidor suyo en el gozo y en la paz eterna, y de corazón imparto a quienes lloran su pérdida la Bendición Apostólica, con un pensamiento especial para cuantos le han amorosamente asistido en estos últimos días de su enfermedad.

Franciscus PP.