• Audiencia General

Papa Francisco: JMJ de Cracovia 2016 y Jubileo de la Misericordia

2016-03-16 Radio Vaticana

(RV).- Desde la Plaza de San Pedro, en la audiencia general de la V semana de Cuaresma, mientras proseguimos nuestro camino hacia la Pascua, las palabras de aliento y cercanía del Obispo de Roma llegaron con un matiz de especial alegría a los jóvenes reunidos en Cracovia, con la mirada puesta ya en la JMJ – 2016

Y ello pocos días después de que se anunciara su visita a Polonia, del 27 al 31 de julio, para reunirse con los jóvenes del mundo. Cuyo lema - que recordamos ha sido elegido por el mismo Papa Francisco -  es: «Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia» (Mt 5,7):

«Hoy, de modo especial, me uno espiritualmente a la juventud de Cracovia, reunida en la Tauron Arena para vivir juntos el evento jubilar ‘Jóvenes y Misericordia’. Queridos amigos, pasando por la Puerta de la Misericordia, celebrando el Sacramento de la Penitencia, recogiéndose en adoración ante el Santísimo Sacramento y en la meditación sobre el Buen Samaritano, sigan a Cristo Misericordioso, con el fin de que – acogiendo a sus coetáneos durante la próxima Jornada Mundial de la Juventud – sean auténticos testimonios suyos. ¡Que el Señor los bendiga!»

En sus palabras a los peregrinos llegados de tantos países, el Papa Francisco invitó a todos a acercarse al Señor, en particular, con el Sacramento de la Reconciliación, para experimentar su misericordia y para conocer la paz y la alegría. Con su ferviente deseo de que el Jubileo de la Misericordia sea para todos un tiempo de gracia y de renovación espiritual, invocó sobre todos la alegría y la paz del Señor Jesús.

Reiterando la cercanía incondicional de Dios, el Sucesor de Pedro alentó a buscar la presencia del Señor, su misericordia y su amistad consoladora:

«Queridos amigos, les deseo que nada ni nadie pueda impedirles vivir y crecer en la amistad de Dios Padre. Más bien, dejen que su amor los regenere siempre como hijos y los reconcilie con él, con ustedes mismos y con los hermanos. Descienda sobre ustedes y sus familias la abundancia de sus bendiciones».

En su cordial bienvenida a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, haciendo hincapié en el Año Santo de la Misericordia, el Papa recordó a San Patricio, en la víspera de la fiesta del santo Obispo irlandés:

«Que el Jubileo de la Misericordia, pasando por la Puerta Santa, sea ocasión propicia para volver a los brazos del Padre, que siempre nos consuela en las dificultades.

Saludo a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. Mañana haremos memoria de San Patricio, apóstol de Irlanda. Que su vigor espiritual los impulse a ustedes, queridos jóvenes, a ser coherentes con su fe. Que su confianza en Cristo Salvador los sostenga a ustedes, queridos enfermos, en los momentos de mayor dificultad. Y que su entrega misionera les recuerde a ustedes, queridos recién casados, la importancia de la educación cristiana de los hijos».

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)