Mons. Elkin Fernández Botero: "el Papa viene a hacer una visita personal a cada uno"

2017-09-09 Radio Vaticana

De nuestra enviada especial a Colombia, Griselda Mutual

(RV).- Colombia.El Papa Francisco encontrará en Medellín una realidad que ha sufrido muchos cambios desde la última visita de un Sucesor de Pedro en el año 1986, hace 31 años atrás. Una ciudad que ha crecido y se ha modernizado en muchos aspectos, pero que aún continúa con realidades sociales preocupantes, motivadas muchas de ellas por la pobreza,  pero también por la violencia y zozobra social que le ha tocado vivir. Y a pesar de que la realidad del mundo ha cambiado, y Medellín no ha sido ajena a ese cambio, la ciudad antioqueña no ha perdido su identidad de ser un “semillero de vocaciones”. En entrevista con este medio, Monseñor Elkin Fernández Botero, Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, destaca el impulso del camino de renovación – eclesial y nacional – por parte del Obispo de Roma a la Iglesia antioqueña y en ella a toda Colombia: “Él viene a repetirnos las palabras de Jesús y a enseñarnos el camino del Evangelio. Pero este camino nos tiene que dejar condiciones de vida mucho más felices y llenas de oportunidades para todos.”

“Colombia ha atravesado décadas de violencia y de odio entre hermanos, y la palabra del Evangelio que el Papa nos transmitirá nos debe señalar horizontes para una Colombia mucho más unida y reconciliada, que aprenda a trabajar por el bien de todos, en donde nos podamos respetar y hablar los unos a los otros, para que creemos juntos un país con condiciones de desarrollo integral. Reitero, para los católicos el compromiso nace del Evangelio y en los labios del Papa ese Evangelio se hace concreto para el hoy de Colombia. Y para todas las personas de buena voluntad que reciben al Papa con admiración, podrán también recibir en sus corazones el mensaje del Santo padre”, expresa.

Contextualizando la visita: el Papa va a Colombia a hablar de Paz

Monseñor la visita del Papa es prevalentemente pastoral pero muchos están hablando de los aspectos políticos de la visita. ¿Qué piensa de esto?

Contextualizando la visita del Santo Padre como un don de Dios como un regalo que viene en el orden de la gracia. Indudablemente las consecuencias son a todo nivel social y esperamos que esa repercusión se dé. No quisiéramos que se tomara la visita del Papa simplemente como la de un jefe de Estado que apoya un proyecto político. La misión del Papa va mucho más allá, pero indudablemente como nos han señalado algunos medios de Colombia, él viene a hablarnos de paz y nos viene hablar de paz como nos la enseñó Jesús, desde el Evangelio, y viene a mostrarnos esos caminos que el Señor nos ha mostrado para que tengamos precisamente una comunidad y una sociedad donde todos podamos vivir reconciliados.

La novedad del encuentro: las vocaciones en  las familias

En Medellín el Santo Padre encontrará a los sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas y también a sus familias. ¿Cuál es el mensaje que ellos necesitan en este momento?

Quisiera destacar en primer lugar la novedad de este encuentro: el Papa se ha encontrado con religiosos, consagrados, seminaristas, con el mundo de la vocación específica  de un servicio en la Iglesia en muchas ocasiones, pero aquí también lo quiere hacer en el marco de la familia  - y me parece que esto manda un mensaje muy claro - es que el cultivo de las vocaciones a la vida  sacerdotal y a la vida religiosa comienzan dentro de los hogares. Es allí el terreno privilegiado para que los jóvenes puedan escuchar el llamado de Dios a un servicio especial dentro de la vida de la iglesia.  Esto también significa para el mundo vocacional. De esta manera en Colombia entera, una oportunidad de renovación, para revisar bajo la palabra y con la ayuda del Papa, nuestra consagración; es decir en cómo nosotros reflejamos a Cristo Buen Pastor, Pastor cercano que cuida de las ovejas, también de las que están enfermas y descarriladas. Creo que uno de los mensajes del Papa que caló mucho en todo el mundo, desde el principio, es que los que tenemos esta misión en la vida de la Iglesia tenemos que oler a oveja, y eso a nosotros nos ha de mover a un mejor servicio, más generoso, mas pastoral: en una palabra más santos. El Papa nos ayudará bastante en esto.

La paz en marcha

Volviendo al tema de la paz, de la consolidación de la paz, estamos en plena implementación de los acuerdos firmados en modo definitivo en noviembre de 2016. Según usted ¿cuáles son los próximos pasos necesarios para la consolidación de esa paz, y en qué piensa que ayudara el Papa Francisco?

Yo quisiera anotar que la firma de los acuerdos con la guerrilla de las FARC son el resultado de años de negociaciones y de búsquedas para poder establecer un cese al conflicto con esta guerrilla. Pero, sin embargo, nosotros tenemos que comprender que la construcción de la paz en Colombia va mucho más allá y esto tiene que ser una realidad muy consciente para todos los colombianos.

La Conferencia Episcopal ha señalado también que en Colombia las raíces de la violencia son realidades más amplias y tenemos que acabar con lo que genera violencia, y que está en las familias, en las relaciones sociales, en la educación, en los procesos de transparencia, y en todo lo que tiene que ver con el manejo de los dineros públicos. Cuando estas realidades no se gestionan con honestidad y claridad, aparecen nuevos gérmenes de violencia. Por lo tanto, el cultivo de la Paz va mucho más allá y es necesario tenerlo presente. Creo que el Papa nos señalará esos caminos para erradicar las raíces de la violencia y lo hace desde la rica experiencia del Evangelio, desde la paz que Cristo nos quiere dejar.

Indudablemente la visita del Papa en un momento así de la vida del país nos será muy provechosa y nos llena de esperanza. Él es la presencia de Cristo que viene como se presentó a los apóstoles a decirnos:  «Mi paz les, dejo mi paz les doy». Nosotros recibimos con este espíritu la visita del Papa y esperamos que produzca una corriente de perdón y de reconciliación que beneficie y ayude a todos los colombianos.

La importancia de comunicar bien

Un mensaje a los medios de comunicación que serán protagonistas en este viaje del Papa, acerca de la importancia de comunicar bien...

Hay dos o tres pequeñas anotaciones. El Papa viene a todo el país, se han escogido cuatro ciudades por facilidades para la concentración de la gente, por temas climáticos y también teniendo en cuenta que no se pueden hacer grandes trayectos en un solo día.

Son cuatro ciudades que recogen todo el país, es decir, el Papa viene a encontrarse con todo el país: con la iglesia católica, con las personas de buena voluntad. Con todos en términos generales. Y no podemos dejar prevalecer en esto regionalismos, y debemos todos acoger esta visita como una visita personal que viene a hacer a cada uno.

En segundo lugar quisiera a través de este medio que se pueda visibilizar la visita a Colombia a nivel internacional también pensando en toda Latinoamérica: de alguna manera Colombia ha representado el eje de muchas reflexiones que alcanzan a toda Latinoamérica a nivel eclesial, y creo que la visita del Papa también encontrará eco en los procesos de nueva evangelización del continente americano y  en una corriente que pueda llegar a todas las comunidades eclesiales de América latina.

(GM – RV)

(from Vatican Radio)