Guerras, pobreza, fundamentalismo y Vatileaks: rueda de prensa del Papa con los periodistas en el vuelo de regreso del África

2015-12-01 Radio Vaticana

(RV).- Durante el vuelo de regreso de su XI Viaje Apostólico Internacional a África, el Papa Francisco tuvo la tradicional rueda de prensa con los periodistas del séquito. 

Si la humanidad no cambia, continuarán las tragedias, las guerras, los niños a morir de hambre

Respondiendo a la primera pregunta del periodista keniata Namu Name, del Kenia Daily Nation, sobre el encuentro con las familias pobres de Kangemi, y luego con los jóvenes quienes le contaron sus historias de exclusión, el Papa recordó que ya había hablado varias veces de manera fuerte sobre este argumento.

Papa Francisco:

“En el primer encuentro de los Movimientos Populares en el Vaticano, en el segundo encuentro de los Movimientos Populares en Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y luego, dos veces más: en la “Evangelii Gaudium” un poco, y luego claramente y fuertemente en la “Laudato Sí”. Yo no recuerdo las estadísticas, pero escuché, creo que el 80 por ciento de la riqueza del mundo está en las manos del 17 por ciento de la población. Si alguno de ustedes conoce las estadísticas, le ruego que lo diga para ser corregido. Es un sistema económico donde al centro está el dinero, el dios dinero. Yo recuerdo una vez que encontré a un gran embajador, que hablaba francés. Y me dijo esta frase – no era católico – y me dijo: ‘Nous sommes tombés dans l’idolatrie de l’argent’, ‘Caímos en la idolatría del dinero’. Y si las cosas continúan así, el mundo continuará así. Usted me preguntaba que sentí con los testimonios de los jóvenes en Kangemi, y yo hablé también claro de derechos. Sentí dolor. Yo pienso cómo la gente no se da cuenta. Un gran dolor. Ayer, por ejemplo, fui al hospital infantil: ¡el único pediátrico de Bangui o del país! Y en terapia intensiva no tienen los instrumentos para el oxígeno. Había tantos niños malnutridos: tantos allí…Y la doctora me dijo: ‘la mayor parte de estos niños morirán porque tienen la malaria, fuerte, y están malnutridos’. El Señor – pero, no quiero hacer una homilía – el Señor reprendía siempre al pueblo, al pueblo de Israel, pero es palabra que nosotros aceptamos y adoramos, porque es Palabra de Dios, la idolatría. La idolatría es cuando un hombre o una mujer pierden el documento de identidad de ‘ser hijos de Dios’ y prefieren buscarse un dios a su medida. Éste es el principio. De ahí, si la humanidad no cambia, continuarán las miserias, las tragedias, las guerras, los niños que mueren de hambre, la injusticia. ¿Qué piensa este porcentaje que tiene en manos el 80 de la riqueza del mundo? Y esto no es consumismo, ¿eh? Ésta es verdad. Es la verdad. No es fácil verla. Yo le agradezco por haberme hecho esta pregunta, porque es la vida.

Dios nos sorprende y también África nos sorprende

Otro periodista de Kenia, Mumo Makau de la Radio Capital de Kenia preguntó al Pontífice cuál fue el momento más memorable en este viaje a África, si volverá pronto a este Continente y cuál será su próxima meta.

Papa Francisco:

“Si las cosas van bien, creo que el próximo viaje será a México. Todavía las fechas no son precisas. Segundo: ¿volveré a África? No sé: yo soy anciano, los viajes son pesados. Y, la primera pregunta, ¿cuál era? Un momento… Aquella multitud, aquella alegría, aquella capacidad de festejar, de hacer fiesta con el estómago vacío…Para mí África ha sido una sorpresa. Pensé: ‘¡Dios nos sorprende, pero también el África nos sorprende!’ Y… ¡tantos momentos! Pero, la multitud, la multitud, ¿no? Se sienten visitados. Tienen un sentido de acogida muy grande. Yo vi, en las tres naciones, que tenían este sentido de acogida, porque estaban felices de ser visitados. Luego cada país tiene una identidad, ¿no? Kenia es un poco más moderno, desarrollado. Uganda tiene la identidad de los mártires: el pueblo ugandés, ya sea católico que anglicano, venera a los mártires. Yo estuve en los dos santuarios, el anglicano primero y después el católico. Y la memoria de los mártires es su documento de identidad. El coraje de dar la vida por un ideal, ¿no? Y la República Centroafricana, las ganas de paz, de reconciliación, de perdón. Ellos normalmente han vivido hasta hace cuatro atrás católicos, protestantes, islámicos como hermanos. Ayer fui a visitar a los evangélicos que trabajan tan bien, y luego fui a Misa, por la tarde. Hoy fui a la mezquita, recé en la mezquita, también el imán subió al Papamóvil para dar una vuelta en el pequeño estadio. Es esto. Pequeños gestos que realizo, ¿no? Es lo que quieren. Porque hay un grupito, creo que cristiano – se dice cristiano – que es muy violento, pero no es el Isis, no, es otra cosa.  Es cristiano, en fin. Y quieren la paz. Ahora se harán las elecciones, han elegido un Estado de transición, han elegido esta mujer, como presidente del Estado de Transición y ella hará las elecciones. Pero buscan la paz, entre ellos, la reconciliación: no odio.

Prensa libre y profesional, que denuncie la corrupción

El periodista Philip Pulella de Reuters preguntó al Pontífice sobre Vatileaks y sobre la importancia de la prensa libre y laica en el desarraigo de esta corrupción.

Papa Francisco:  

“La prensa libre, laica y también confesional, pero profesional, diría ¿eh? Porque la profesionalidad de la prensa puede ser laica o confesional: lo importante es que sean profesionales verdaderamente, que las noticias no sean manipuladas ¿no? Esto. Para mí es importante, porque la denuncia de las injusticias, de las corrupciones, es un lindo trabajo: ‘¡ahí hay corrupción!’ Y luego el responsable debe hacer algo, expresar un juicio, convocar un tribunal. Pero la prensa profesional debe decir todo, sin caer en los tres pecados más comunes: la desinformación, decir la mitad y no decir la otra mitad; la calumnia, la prensa no profesional, cuando no hay profesionalidad, se ensucia al otro con verdad o sin verdad; y la difamación, que es decir cosas que quitan la fama a una persona con cosas que, en este momento, no hacen mal a nada, quizás cosas del pasado.

Y estos son los tres defectos que atentan a la profesionalidad de la prensa. Pero tenemos necesidad de profesionalidad, lo justo: la cosa es así, la cosa es así, la cosa es así. Y sobre la corrupción, ver bien los datos y decirlos, sí: hay corrupción aquí, por esto, por esto, por esto. Luego, un periodista que sea un profesional verdadero, se equivoca y pide disculpas: ‘creía, pero luego me di cuenta que no…’ Y así las cosas van muy bien. ¡Es muy importante!

Los líderes religiosos deben impulsar la hermandad, el fundamentalismo no es religioso, porque falta Dios

Combatir el peligro del fundamentalismo religioso, que no es religioso sino idolátrico, impulsando la convivencia y la amistad. Fue la respuesta del Papa a la responsable de la televisión católica francesa Kto, Philippine de Saint Pierre, que recordó los ataques terroristas en París y le preguntó si los líderes religiosos deben intervenir en la política para derrotar esta amenaza contra el mundo entero:

Papa Francisco:  

"Intervenir en campo político: si quiere decir ‘hacer política’, no. Que haga el cura, el pastor, el imam, el rabino: ésta es su vocación. Pero, sí hacer una política indirecta, predicando valores, los valores verdaderos, y uno de los valores más grandes es la hermandad entre nosotros. Todos somos hijos de Dios, tenemos el mismo Padre. Y en este sentido, se debe impulsar una política de unidad, de reconciliación… una palabra que no me gusta, pero tengo que usarla: de ‘tolerancia’. Pero no solo ‘tolerancia’: ¡convivencia, amistad! El fundamentalismo es una enfermedad que hay en todas las religiones. Nosotros los católicos tenemos algunos: no algunos, tantos ¿eh?, que se creen con la verdad absoluta y van adelante ensuciando a los demás con la calumnia, con la difamación, y hacen daño, hacen daño. Y esto lo digo porque es mi Iglesia: también nosotros ¡todos! Y se debe combatir. El fundamentalismo no es religioso. ¿Por qué? Porque falta Dios. Es idolátrico, como es idolátrico el dinero. Hacer política en el sentido de convencer a esta gente que tiene esa tendencia, es una política que debemos hacer nosotros los líderes religiosos. El fundamentalismo que acaba siempre en una tragedia o en crímenes, es una cosa mala, pero en todas las religiones hay un poquito".

El recuerdo del Card. Ratzinger, luego Benedicto XVI y la voluntad de proseguir la lucha contra la corrupción en el Vaticano

En lo que se refiere al nombramiento de Mons. Vallejo Balda y de Francesca Chaouqui la periodista Cristiana Caricato, de TV2000, televisión católica de los obispos italianos, preguntó si fue un error:

Papa Francisco:  

"Creo que ha habido un error. Mons. Vallejo Balda entró por el cargo que tenía y sigue teniendo. Era secretario de la Prefectura para los Asuntos Económicos. Y luego, cómo entró ella, no estoy seguro, pero creo que no me equivoco si digo – pero no estoy seguro – de que fue él el que la presentó como una mujer que conocía el mundo de las relaciones comerciales. Trabajaron y cuando terminó el trabajo los miembros de esa comisión, que se llamaba Cosea, se quedaron en algunos lugares, en el Vaticano. Vallejo Balda también. Y la señora Chaouqui no se quedó en el Vaticano, porque había entrado en la Comisión y luego no se quedó. Algunos dicen que se enojó por eso, pero los jueces nos dirán la verdad sobre sus intenciones. Para mí no fue una sorpresa, no me quitó el sueño, porque hicieron ver precisamente el trabajo que comenzó con la Comisión de Cardenales – el C9 – de buscar la corrupción y las cosas que no van. Aquí quiero decir una cosa: no solo Vallejo Balda y Chaouqui, sino todos, todo. Y luego vuelvo, si quiere. La palabra ‘corrupción’ – la ha dicho uno de los dos keniatas – trece días antes de la muerte de San Juan Pablo II, en ese Vía Crucis, el entonces cardenal Ratzinger que guiaba el Vía Crucis, habló de «la suciedad en la Iglesia»: ¡él denunció eso! ¡fue el primero! Eso fue el Viernes Santo, después, en la octava de Pascua, murió el Papa Juan Pablo y él fue elegido Papa. Y en la Misa ‘pro eligendo pontifice’ – él era decano – habló de lo mismo y nosotros lo elegimos por esta libertad de decir las cosas. Desde ese tiempo hay en el aire que en el Vaticano hay corrupción, hay corrupción. Sobre este juicio, he dado a los jueces las acusaciones concretas: porque lo que importa, para la defensa, es la formulación de las acusaciones. No leí las acusaciones técnicas. Hubiera querido que terminara antes del 8 de diciembre, para el año de la Misericordia. Pero creo que no podrá ser, porque yo quisiera que todos los abogados que defienden tengan el tiempo necesario para defender, que haya plena libertad de defensa ¿no? Así es toda la historia de cómo fueron elegidos, pero la corrupción viene de lejos…"

¿Cómo piensa proceder para que no vuelva a haber episodios como éstos?

«¡Bueno, doy gracias a Dios que no esté Lucrecia Borja! – risas – No sé, seguir limpiando con los cardenales, con la comisión. ¿Eh? Gracias».

Gratitud al Papa Francisco por su promoción de la paz

Santidad, ante todo gracias por todo lo que ha dicho en favor de la paz en mi país, en Colombia, y por todo lo que ha hecho en el mundo», le dijo el periodista Néstor Pongutá, colombiano de W Radio y Caracol, preguntándole luego al Papa sobre algunos cambios políticos en América Latina:

Papa Francisco:  

"Escuché alguna opinión, pero verdaderamente de esta geopolítica, en este momento no sé qué decir, de verdad. Porque hay problemas en varios países en esta línea, pero de verdad no sé por qué comenzó, no sé por qué. Es verdad que hay varios países latinoamericanos en una situación de cambio, es verdad, pero no sé explicarlo"

SIDA

El periodista Jürgen, de la Agencia Alemana de Prensa (DPA) preguntó por la enfermedad del SIDA en el continente africano.

Pregunta: “Santidad, el SIDA está devastando África. Los medicamentos hacen que hoy muchas personas vivan más tiempo, pero la epidemia continúa. Solamente en Uganda el año pasado hubo 135 mil nuevos contagios del Sida. En Kenia la situación es aún peor. El SIDA es la primera causa de muerte de los jóvenes africanos. Santidad, usted se ha encontrado con niños seropositivos y ha escuchado un testimonio que ha conmocionado, en Uganda. Usted ha hablado poco sobre este tema. Nosotros sabemos que la providencia es fundamental. Sabemos también que el preservativo no es el único medio para frenar la epidemia. Pero sabemos también que es una parte importante de la respuesta. ¿Sería tal vez el momento de aligerar la posición de la Iglesia en este propósito? ¿De consentir el uso de preservativo con el fin de prevenir otros contagios?

Papa Francisco:

La pregunta me parece muy pequeña y me parece también una pregunta parcial. Sí, es uno de los métodos; la moral de la Iglesia se encuentra -pienso- en este punto ante una perplejidad. ¿Es el quinto o el sexto mandamiento? defender la vida o ¿que la relación sexual sea abierta a la vida? Pero esto no es el problema. El problema es más grande: esta pregunta me hace pensar en esa que una vez le hicieron a Jesús: "Dime, Maestro, ¿es lícito curar de sábado?" ¡Es obligatorio curar! Esta pregunta si es lícito curar así… La desnutrición, la explotación, el trabajo esclavo, la falta de agua potable: estos son los problemas. No hablamos sobre si se puede usar una tirita(una curita) u otra, para una pequeña herida. La gran injusticia es la injusticia social, la injusticia del ambiente, la injusticia que he dicho, de la explotación, de la desnutrición. Esto es. No me gusta ir a reflexiones tan casuísticas cuando la gente muere por falta de agua o por hambre... Cuando todos estén curados o cuando no haya más estas enfermedades, creo que se podrá hacer una pregunta: ¿Es lícito curar el sábado? ¿Por qué se continúan fabricando armas y traficando armas? Las guerras son el motivo de la mortandad más grande… Yo creo que no hay que pensar si es lícito o no es lícito curar el sábado. Yo diré a la humanidad: Hagan justicia y, cuando todos estén curados, cuando no haya injusticia en este mundo, podremos hablar sobre el sábado.

Crisis Rusia y Turquía 

El periodista Marco Ansaldo, del periódico italiano de La Repubblica, preguntó a Francisco sobre la crisis internacional entre Rusia y Turquía.

Pregunta: “Santidad, quiero hacerle una pregunta de este tipo, porque en estos días en los periódicos de la última semana ha habido dos grandes eventos en los que se ha concentrado la prensa. Uno ha sido su viaje en África – y estamos todos obviamente felices de que se haya concluido como un gran evento, sobre cada punto de vista- y el otro ha sido la crisis, a nivel internacional que se vive entre Rusia y Turquía, con Turquía que ha hecho caer un avión ruso por una invasión del espacio aéreo turco de 17 segundos, con, por lo tanto, acusaciones de una parte y de otra, creando una crisis de la que no se tenía la necesidad, de esta Tercera Guerra Mundial a trozos, como usted ha dicho, en nuestro mundo. Entonces, mi pregunta es: ¿cuál es la posición del Vaticano ante esto? Y querría también preguntar si Usted ha pensado la posibilidad de ir por los 101 años del aniversario de lo ocurrido en Armenia, que serán en abril del próximo año, así como hizo el año pasado con Turquía…

Papa Francisco: 

El año pasado prometí a tres patriarcas que iría: La promesa está. No sé si se podrá hacer, esto, pero la promesa está. Luego, las guerras: las guerras vienen por ambición, las guerras -hablo de las guerras, no de las de defenderse justamente de un agresor injusto-  las guerras: ¡las guerras son una industria!. En la historia hemos visto tantas veces un país con balances que no va bien: “pero hagamos una guerra” y así termina el desbalance. La guerra es un negocio: un negocio de armas. Los terroristas, ¿fabrican ellos las armas? Si, a lo mejor una pequeñita, ¿Quién les da las armas para hacer la guerra? Hay allí toda una red de intereses... donde está el dinero o el poder. Nosotros, desde hace años, estamos en una guerra mundial en pedazos, y cada vez más grandes. Los pedazos son de menos pedazos y más grandes. ¿Qué pienso yo?  No sé qué piense el Vaticano pero ¿Qué pienso yo? Que las guerras son un pecado, destruyen a la humanidad, son causa de explotación, de tráfico de personas, de muchas cosas. Se deben parar. En las Naciones Unidas usé esta palabra en dos ocasiones, tanto en Nueva York como en Kenia: que su trabajo no sea un nominalismo declamatorio, que sea efectivo, ¡que haga la paz! Hacen muchas cosas: Aquí en África vi cómo trabajan los Cascos Azules, pero esto no es suficiente. Las guerras no son de Dios. Dios es el Dios de la paz. Dios ha hecho el mundo, ha hecho todo bonito, todo bonito y después, según el relato de la Biblia, un hermano mata a otro hermano: la primera guerra mundial. La primera guerra mundial: entre hermanos. No sé, me viene así. Lo digo con dolor… Gracias.

COP 21

France Television, representada por Beaudonné, preguntó sobre la COP21 de París.

Pregunta: Comienza hoy en París la COP21, sobre el cambio climático. Usted ha hecho un grande esfuerzo para que todo vaya bien. Pero nosotros esperamos más, desde este vértice mundial: ¿estamos seguros que la COP 21 será el inicio de la solución? Gracias

Papa Francisco:

Yo no estoy seguro, pero puedo decirle que ahora o nunca más. La primera conferencia, creo que fue en Tokio, ¿no?…  ahora se ha hecho poca cosa y cada año los problemas son más graves. Hablando en una reunión de universitarios sobre qué mundo queremos dejar a nuestros hijos, uno dijo: ‘Pero, ¿usted está seguro de que habrá hijos de esta generación?’. ¡Estamos al límite! Estamos al borde de un suicidio, por usar una palabra fuerte. Yo estoy seguro de que casi la totalidad de los que están en París, en la COP 21, tienen esta consciencia y quieren hacer algo. El otro día leí que en Groenlandia los glaciares han perdido miles de millones de toneladas. En el Pacífico hay un país que está comprando a otro país tierra para mudarse, porque dentro de 20 años ese país va a desaparecer. Yo tengo confianza. Confío en esta gente, que hará algo porque… yo diría: estoy seguro de que hay buena voluntad de hacer, y espero que así sea. Y rezo por esto.

Islam

Delia Gallagher, de CNN preguntó al Pontífice qué es lo que, en su opinión, el Islam y las enseñanzas del profeta Mahoma quieren decir al mundo de hoy.

Papa Francisco:

Se puede dialogar: ellos tienen valores. Tantos valores. Ellos tienen tantos valores y estos valores son constructivos. También yo tengo la experiencia de la amistad  – es una palabra fuerte, “amistad” – con un islámico: es un dirigente mundial… Pero podemos hablar: él tiene sus valores, yo los míos. Él reza, yo rezo… Tantos valores… La oración, por ejemplo. El ayuno: ¿valores religiosos, no? También otros valores, ¿no? No se puede borrar una religión porque hay algunos grupos – o muchos grupos – en un determinado momento de la historia, de fundamentalistas. Es verdad, las guerras entre religiones siempre han existido en la historia, siempre. También nosotros debemos pedir perdón, ¡eh! Catalina de Médici no era una santa, ¡eh! Y aquella guerra de los Treinta Años, aquella noche de la Matanza de San Bartolomé… ¡eh!

Debemos pedir perdón también nosotros, ¿no?, por los extremismos fundamentalistas por las guerras de religión. Pero ellos tienen valores, con ellos se puede dialogar. Hoy he estado en la mezquita, he rezado; también el Imam ha querido venir conmigo a dar una vuelta por el pequeño estadio donde había tantas personas que no pudieron entrar… Y en el papamóvil estaban el Papa y el Imam. Se podía hablar… Como por doquier, hay gente con valores, gente religiosa, y hay gente que no lo es, ¿no? Pero cuántas guerras, no sólo de religión: guerras, hemos hecho nosotros los cristianos. El Saco de Roma no lo han hecho los musulmanes, ¡eh! Tienen valores, tienen valores.

Viaje a México

Marta Calderón, de la Catholic News Agency, refiriéndose al viaje que el Santo Padre realizará a México, le dijo que le gustaría saber algo más sobre el mismo y si, según la línea de visitar países que tienen problemas, piensa visitar Colombia o, en el futuro, naciones como Perú, por ejemplo:

Papa Francisco:

Sabes, los viajes, a mi edad, no hacen bien. Si no fuera porque allí está la Virgen, yo no iría a la Ciudad de México, según el criterio del viaje: visitar tres o cuatro ciudades que jamás fueron visitadas por los Papas. Pero iré a México por la Virgen. Después iré a Chiapas, en el Sur, en la frontera con Guatemala, también iré a Morelia y casi seguramente, al regresar a Roma, dedicaré tal vez una jornada o poco menos a Ciudad Juárez.

Sobre la visita a otros países latinoamericanos, en el 2017 he sido invitado a ir a Aparecida, la otra Patrona de América de lengua portuguesa, porque hay dos, ¿no? Y de allí se podrá visitar otro país, celebrar la Misa en Aparecida, y después… Pero no sé, no hay planes…

África víctima de las grandes potencias

Mark Masai del National Media de Kenia, tras agradecerle al Santo Padre su visita a esta nación – donde lo esperan en el futuro pero para descansar y no para trabajar  – le preguntó qué diría al mundo que piensa que África es sólo un continente lacerado por las guerras y lleno de destrucción:

Papa Francisco:

África es víctima. El continente africano siempre ha sido explotado por otras  potencias. De África iban a América, vendidos, los esclavos. Hay potencias que sólo tratan de aferrar las grandes riquezas de África: no sé, es el continente más rico, tal vez… Pero no piensan en ayudar a crecer a los países, que la gente pueda trabajar, que todos tengan trabajo… la explotación… África es mártir. Es mártir de la explotación en la historia. Los que dicen que de África provienen todas las calamidades y todas las guerras, no comprenden bien, tal vez, lo que hacen a la humanidad ciertas formas de desarrollo. Por esto yo amo a África, porque África ha sido víctima de otras potencias.

Por último el Padre Federico Lombardi explicó al Papa que le entregarían un presente con ocasión de la Cop21. Se trata de un libro de fotografías, editado por “Paris Match” y dedicado a los Jefes de Estado.

El Santo Padre agradeció a todos el trabajo realizado y recordó, sonriendo, que estaban a punto de servir el almuerzo, si bien le habían dicho que los periodistas iban a ayunar para poder trabajar sobre esta rueda de prensa…

Gracias por su trabajo y sus preguntas – les dijo –  y por su interés. Añadiendo que responde sólo lo que sabe, mientras lo que no sabe no lo dice, porque no lo sabe. “No invento. Muchas gracias. Gracias”.

(Traducción del italiano: Cecilia de Malak, María Fernanda Bernaconi, Mónica Zorita y María Cecilia Mutual - RV)

(from Vatican Radio)