​ Garantizar el derecho a la salud - Llamamiento del cardenal secretario de Estado

2017-11-16 L’Osservatore Romano

«Las disparidades globales en materia de salud representan una situación deplorable»: es la sentida denuncia del cardenal Pietro Parolin, el cual subraya cómo demasiado a menudo en varias partes del mundo es «negado el derecho fundamental a acceder a una adecuada asistencia sanitaria».

Derecho que, sin embargo, «debe ser garantizado a todos, independientemente de la situación económica, social o legal». Con su intervención el secretario de Estado abrió oficialmente en el Vaticano, el jueves 16 de noviembre, la Conferencia internacional organizada por el Dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral, con la colaboración del Comité internacional de las instituciones sanitarias católicas (CIISAC), sobre el tema «Afrontar las diferencias globales en materia de salud». Hasta el sábado 18, en el aula nueva del Sínodo, el trabajo implicará a los responsables de centros médicos católicos de los cinco continentes, delegados de organismos de caridad y organizaciones humanitarias comprometidas con la asistencia médica, además de representantes del sector privado.

En su intervención, el purpurado recordó sobre todo cómo hoy, «a través de numerosas instituciones sanitarias en todo el mundo», la Iglesia contribuye «a la mejora del acceso universal a la salud, especialmente en las comunidades pobres de numerosos países y situadas en zonas difíciles de alcanzar». De aquí la invitación a los congresistas para que presentes «soluciones con el fin de promover la asistencia sanitaria para todos, en un espíritu de justicia y solidaridad».