En el ambulatorio médico-sanitario de la Limosnería - Nuevo servicio de podología

2016-03-14 L’Osservatore Romano

Están los famosos «callos», científicamente llamados hiperqueratosis, pero también las uñas encarnadas y las hipertróficas entre las patologías más frecuentes del pie que desde el 14 de marzo, por la mañana, pueden ser tratados en el «ambulatorio médico-sanitario» de la Limosnería apostólica.

Ubicado bajo la columnata de la plaza de San Pedro, precisamente junto al servicio de duchas y barbería, se ocupará de brindar una primera atención a las patologías más comunes del pie que, para quienes viven en la calle, es causa de doloroso fastidio.

Como explica el limosnero, arzobispo Konrad Krajewski, el servicio es gratuito y lo brinda la Asociación italiana de podólogos. El proyecto, guiado por Mauro Montesi, docente y coordinador del curso de licenciatura en podología de la Universidad de La Sapienza de Roma y presidente de la Asociación italiana de podólogos, dispone por el momento, con su presencia durante el día lunes, de las 8.30 alas 12.00, de un especialista y de tres estudiantes de tercer año del curso de licenciatura en podología. Se proyecta que, de a poco, la asistencia se irá ampliando y los días de apertura serán múltiples. Explica la podóloga Silvana De Luca, la primera que cubre el turno el primer día de apertura, que son cinco los especialistas que rotarán semanalmente en la estructura. En cada ocasión estarán acompañados por tres estudiantes distintos. En un futuro breve, se tiene pensado equipar con otros aparatos médicos, como el que se usa para el tratamiento de la onicocriptosis, de modo que se pueda intervenir de forma eficaz en las patologías.