El Tweet del Papa Francisco en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

2017-10-17 Radio Vaticana

“La familia humana tiene el deber de ayudar a toda persona a librarse de la pobreza y del hambre”, lo escribe el Papa Francisco en un tweet con ocasión de la “Jornada Internacional para la Erradicación de la Pobreza”.

Ya el pasado domingo, el Santo Padre a la hora del rezo del Ángelus dominical había recordado que, “La miseria no es una fatalidad: tiene causas que deben ser reconocidas y removidas, para honrar la dignidad de tantos hermanos y hermanas, siguiendo el ejemplo de los santos”.

La Jornada hodierna celebra este año un doble aniversario: el 25º Aniversario de la declaración de la Asamblea General que, en su resolución 47/196, de 22 de diciembre de 1992, decretó el 17 de Octubre el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Además, el 30º aniversario del llamado a la acción del padre Joseph Wresinski – que constituye el pilar del 17 de octubre como Día Mundial para la Erradicación de la Extrema Pobreza – y de su reconocimiento por las Naciones Unidas como el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que este año tiene como tema: “Responder al llamado del 17 de octubre a poner fin a la pobreza: una vía hacia sociedades pacíficas e inclusivas”.

Recordamos que el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y su precursor, el Día Mundial para la Erradicación de la Extrema Pobreza, tienen por objeto promover el diálogo y la comprensión entre personas y comunidades que viven en situación de pobreza y la sociedad en general. Esta campaña mundial invita igualmente a las personas, las comunidades, las organizaciones y los países a conmemorar el 17 de octubre de 2017 de las más diversas maneras, las más ricas y variadas, como por ejemplo: revelando y compartiendo historias que muestran cómo se puede superar la pobreza cuando las personas aúnan sus esfuerzos con el objetivo de defender los derechos de todos; organizando o participando en manifestaciones culturales para celebrar el valor y la lucha diaria de los más pobres; e iniciando un diálogo profundo sobre el modo de construir una sociedad que no deje a nadie atrás.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

(from Vatican Radio)