El Papa recibe en el Vaticano al coro mixto de niños "Mariele Ventre"

2017-12-07 Radio Vaticana

La mañana del 7 de diciembre, en torno a las 11:15, el Papa Francisco recibió en la Sala Clementina del Vaticano, al coro mixto de niños Mariele Ventre, del Instituto Antoniano de Bolonia. 

En un ambiente de gran entusiasmo y alegría por parte de todos los participantes, el Santo Padre dirigió unas palabras de aliento y gratitud por la hermosa labor que realiza este coro, cuyo nombre proviene de su fundadora, Mariele Ventre y fue creado en 1963.

“Queridos niños y jóvenes: saludo con afecto a ustedes y a todos los que siguen la actividad del Pequeño Coro Mariele Ventre del Instituto Antoniano de Bolonia, que este año celebra los 60 años de la competición conocida como Lo Zecchino d’oro”, dijo el Papa.

“Deseo expresar mi aprecio por el reconocimiento que este coro ha adquirido con el paso de los años, a través de las hermosas actuaciones musicales que han logrado gran satisfacción en el mundo de los niños y también en el de los adultos”, añadió el Pontífice asegurando que este éxito se debe a que con sus canciones, con sencillez y talento, "consiguen transmitir una sensación de serenidad, tan necesaria para todos, especialmente para aquellas familias puestas a prueba por las dificultades y sufrimientos".

“Continúen su camino: canten los valores auténticos de la vida, y mediante el canto, alaben y agradezcan a Dios por todo el bien que nos da. En este tiempo de Adviento en preparación para la Santa Navidad, sus canciones que narran el evento del nacimiento de Jesús, puedan ayudar a quienes las escuchan, a comprender el amor y el asombro de lo que sucedió en Belén hace dos mil años: Dios se hizo niño para estar más cerca del hombre de todos los tiempos, demostrándole su infinita ternura”, afirmó el Obispo de Roma, pidiendo también a todos los presentes que oren por él.

“Les pido que recen por mí y de corazón invoco sobre ustedes la Bendición del Señor, que extiendo a su guía espiritual, a los Padres franciscanos y a todos los miembros de sus familia. Y ahora, desde donde estamos sentados en silencio, miremos a la Virgen que espera al Niño, que espera a Jesús. También todos nosotros esperamos a Jesús, todos, para que venga a nuestros corazones”, dijo el Sucesor de Pedro invitando a rezar un Ave María a la Virgen.

«Cada vez que lo necesitemos, que estemos tristes o pasando por alguna dificultad, enfermedad o problema, miremos a la Virgen que nos enseña a "esperar a Jesús”. Jesús siempre viene. Hace falta un poco de paciencia como ella la tuvo, entre grandes dificultades, para poder recibir a Jesús», concluyó el Papa impartiendo su bendición apostólica a los allí presentes.

(SL- SpC)

(from Vatican Radio)