El Papa Francisco: “Un misionero de la misericordia consuela, no juzga”

2016-02-09 Radio Vaticana

(RV).- “Un misionero de la misericordia lleva sobre sus espaldas al pecador, lo consuela con la fuerza de la compasión”, lo dijo el Papa Francisco en su discurso durante el Encuentro con los Misioneros de la Misericordia, a quienes recibió la tarde de este martes en el Vaticano.

Precisamente, dándoles el mandato de ser Misioneros de la Misericordia, Francisco les recordó que este es “un signo especial que caracteriza el Jubileo”, y permite en todas las Iglesias locales vivir el misterio insondable de la misericordia del Padre. “Ser Misionero de la Misericordia, dijo, es una responsabilidad que les es confiada, porque les pide ser en primera persona testimonios de la cercanía de Dios y de su modo de amar”.

El Obispo de Roma les recordó más adelante que en este ministerio están llamados a expresar la maternidad de la Iglesia. “La Iglesia es Madre porque genera siempre nuevos hijos en la fe; la Iglesia es Madre porque nutre la fe; y la Iglesia es Madre también porque ofrece el perdón de Dios, regenerando a una nueva vida, fruto de la conversión”. “No podemos correr el riesgo que un penitente no perciba la presencia materna de la Iglesia que lo acoge y lo ama", constató el Papa, añadiendo que “si faltase esta percepción, a causa de nuestra rigidez, sería un grave daño en primer lugar para la misma fe, porque impediría al penitente verse incluído en el Cuerpo de Cristo”. 

Alentándolos y bendiciéndolos, el Santro Padre manifestó acompañarlos en esta aventura misionera, dándoles como ejemplo dos santos ministros del perdón de Dios, san Leopoldo Mandic y san Pio da Pietrelcina, “junto a tantos otros santos sacerdotes que en su vida han testimoniado la misericordia de Dios”.

(RC - RV)

(from Vatican Radio)