El amor hace milagros- En Santiago de Chile el mes de la solidaridad en el nombre de san Alberto Hurtado

2017-08-09 L’Osservatore Romano

Santiago de Chile, 9. Agosto mes de la solidaridad en Santiago de Chile, para recordar la obra del santo jesuita Alberto Hurtado Cruchaga. Iniciativa que llega a su 16ª edición que este año tiene como objetivo transmitir a los más jóvenes la convicción de que la felicidad consiste en el dar y en el unirse a los otros: «La felicidad la recibes cuando te donas».

Numerosos sintecho que habitualmente pasan la noche alrededor del mercado de la Vega Central han celebrado con un desayuno el inicio de la manifestación. Y durante una noche la catedral se ha convertido en un gran comedor solidario, que ha acogido a 350 personas entre ancianos, voluntarios, sintecho. Ha sido un momento de encuentro, acogida y gratitud. «el amor hace milagros. Multiplicamos los milagros de Jesús con gesto de bondad», dijo el cardenal arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati Andrello.

El encuentro empezó con una celebración y una bendición antes de hacer sitio a la gran mesa solidaria, preparada por los voluntarios que gestionan los varios centros de acogida y los comedores para los pobres de la capital chilena. Estas estructuras acogen necesitados, sintecho, extranjeros, ancianos, personas queviven problemas como la falta de trabajo o distintas formas de dependencia.

«No hay diferencia de color de la piel — dijo Ezzati Andrello — o de condición social. Nos hace hermanos y hermanas el hecho de que tenemos un solo Padre, que es Dios, y un hermano, Jesús, que ha entrado su vida». Sucesivamente el cardenal arzobispo envió a tener siempre las puertas abiertas, no solo durante el mes de la solidaridad, porque «los hermanos que más lo necesitan puedan encontrar la dignidad del afecto, de la acogida, del respeto, que se expresan también a través de una taza de café o la invitación a un comida; gestos que evangelizan y hacen presente el amor de Dios».