Con ojos y corazón transfigurados- El Ángelus

2017-08-07 L’Osservatore Romano

Una exhortación a recorrer las huellas de los discípulos que subieron con Jesús al monte Tabor y bajaron «con ojos y corazón transfigurados del encuentro con el Señor» fue dirigida por el Papa a los fieles presentes en la plaza de San Pedro para el Ángelus del 6 de agosto, festividad de la Transfiguración. Comentando como es habitual el evangelio dominical, Francisco describió el acontecimiento del cual fueron testigos los apóstoles Pedro, Santiago y Juan, como «un mensaje de esperanza» que «invita a encontrar a Jesús, para estar al servicio de los hermanos». A propósito invitó a «bajar del monte» «para testimoniar la caridad», especialmente hacia quien sufre o se encuentra «en la soledad y el abandono», los enfermos y los hombres y las mujeres «humillados por la injusticia, por la prepotencia y la violencia». Y por último el Papa habló de las vacaciones estivales, recordando a todos los que no pueden hacerlas «porque están impedidos por la edad, motivos de salud o de trabajo, por estrecheces económicas u otros problemas».