Catequesis del Papa: el Triduo Pascual en el Jubileo de la Misericordia

2016-03-23 Radio Vaticana

(RV).- Durante la audiencia general del Miércoles Santo, el Papa Francisco reflexionó en su catequesis sobre la Misericordia de Dios que nos introduce en el Triduo Pascual, memorial de un drama de amor que nos da la certeza de que Dios nunca nos abandona en las pruebas de la vida.

Hablando en italiano el Santo Padre explicó que el Jueves, Viernes y Sábado de la Semana Santa viviremos momentos fuertes que nos permitirán entrar cada vez más en el gran misterio de nuestra fe, a saber: la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Y añadió que en esos tres días todo habla de la Misericordia, porque hace visible hasta qué punto puede llegar el amor de Dios, tal como nos lo dice el Evangelista San Juan. “Verdaderamente – dijo Francisco – Dios se ofrece por cada uno de nosotros sin ahorrar nada. Tanto es así que el Pontífice definió el Misterio de la Semana Santa una gran historia de amor que no conoce obstáculos, a la vez que recordó que la Pasión de Jesús dura hasta el fin del mundo, porque es una historia en la que se comparten los sufrimientos de toda la humanidad con su presencia en las vicisitudes de la vida personal de cada uno de nosotros.

El Pontífice recordó que Jesús instituye la Eucaristía el Jueves Santo, anticipando en el banquete pascual su sacrificio en el Gólgota. De ahí que para hacer comprender a los discípulos su amor les lava los pies, ofreciendo una vez más su ejemplo en primera persona. Por eso “la Eucaristía – dijo – es el amor que se hace servicio”.

Del Viernes Santo el Obispo de Roma dijo que es el momento culminante del amor de Jesús que en la cruz se abandona al Padre para ofrecer la salvación al mundo entero. Mientras el Sábado Santo es el día del silencio de Dios, en el que el Señor comparte con toda la humanidad el drama de la muerte.

Es todo un gran misterio de amor – destacó el Papa al concluir –  a la vez que invitó a que nos dejemos envolver por esta Misericordia que sale a nuestro encuentro, teniendo la mirada fija en estos días en la Pasión del Señor para que acojamos en nuestro corazón la grandeza de su amor en espera de la Resurrección.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

Texto y audio de la catequesis que el Santo Padre Francisco pronunció en nuestro idioma:

Queridos hermanos y hermanas:

Nuestra reflexión de hoy nos introduce en el Triduo Pascual. Tres días intensos que nos hablan de la misericordia de Dios, pues hacen visible hasta dónde puede llegar su amor por nosotros. El Evangelio de san Juan dice: “Jesús, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo”, los amó hasta el fin.

El Triduo Pascual es el memorial de un drama de amor que nos da la certeza que nunca seremos abandonados en las pruebas de la vida. El Jueves Santo, con la institución de la Eucaristía y el lavatorio de los pies, Jesús nos enseña que la Eucaristía es el amor que se hace servicio.

El Viernes Santo, llegamos al momento culminante del amor, un amor que quiere abrazar a todos sin excluir a nadie con una entrega absoluta.

El Sábado Santo, es el día del silencio de Dios, Jesús comparte con toda la humanidad el drama de la muerte, no dejando ningún espacio donde no llegue la misericordia infinita de Dios. En este día, el amor no duda, como María, la primera creyente, ella no dudó, guardó silencio y esperó. El amor espera confiado en la palabra del Señor hasta que Cristo resucite esplendente el día de Pascua.

Saludo cordialmente a los bulliciosos peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Que en estos días santos, acojamos en nuestro corazón la grandeza del amor divino en el misterio de la Muerte y Resurrección del Señor. Gracias.

(from Vatican Radio)