ASIA/PAKISTÁN - Los obispos: “Que se detenga la intolerancia en la escuela; justicia para la familia de Sharon Masih”

Lahore – “El gobierno de Pakistán parece más interesado en las infraestructuras de las escuelas y en la seguridad de los edificios que en el aspecto cualitativo del sistema educativo. Vivimos en una sociedad en la que entre los estudiantes se expande el odio, la discriminación, el bulismo, la intolerancia hacia la casta, el credo, la religión o el estatus social”: con tales palabras enviadas a la Agencia Fides, los obispos de Pakistán, a través de la Comisión nacional “Justicia y Paz”, condenan “el trágico incidente que ha conmocionado a la nación”, refiriéndose al caso de Sharon Masih, el chico cristiano de 17 años, estudiante de la escuela secundaria, asesinado por sus compañeros el 30 agosto de 2017 .
Tras ser admitido a la escuela pública M.C. High School a Burewala, en los primero días de clase fue víctima de bulismo e insultos por parte de sus compañeros, que lo golpearon hasta la muerte. “En la clase de 70 estudiantes – señalan los obispos – era el único cristiano” y este elemento de fe ha provocado que fuese tomado de mira por los demás, que le habían pedido que se convirtiese al islam.
En una declaración enviada a la Agencia Fides, firmada por el obispo Joseph Arshad, presidente de la Comisión nacional “Justicia y Paz” , y por el director ejecutivo de la misma Comisión, el p. Emmanuel Yousaf, se lee: “Este episodio puede parecer una trivial pelea entre adolescentes, pero en realidad fue causada por la intolerancia, la discriminación y las actitudes inhumanas hacia las comunidades minoritarias y marginadas. Expresamos profunda preocupación por el nivel de negligencia extrema por parte de las autoridades escolares”.
El texto continúa: “Sharon Masih era un chico que trataba de mejorar a través de la educación. Era responsabilidad de sus profesores controlar y evitar episodios de discriminación en clase. Exhortamos al gobierno de Punjab a tomar las medidas oportunas. Los profesores deberían comprender y estar atentos a sus estudiantes sobre todo cuando uno de ellos sobre abusos o violencia debido a su fe. Sin embargo, por desgracia, en el caso de Sharoon hemos podido ver que no había valores humanos entre los propios estudiantes”. Por otro lado, nota el p. Emmanuel Yousaf, “esos estudiantes musulmanes que llevaron a Sharon al hospital son verdaderamente un signo de esperanza y un verdadero ejemplo de las enseñanzas de Dios y de la humanidad”.
El p. Emmanuel Yousaf pide con fierza al gobierno de Punjab, y en particular al Departamento para la educación, que “examine seriamente los episodios de intolerancia en las instituciones educativas”: “Necesitamos una reforma del currículo escolar para promover una sociedad tolerante y pacífica; y los profesores deben estar adecuadamente capacitados para tratar los temas de intolerancia que afligen a nuestra sociedad”. Los Obispos de Pakistán piden “justicia para la familia de Sharon Masih” y “medidas fuertes para que tales episodios no se produzcan en el futuro”. La Comisión de Justicia y Paz está brindando asistencia jurídica a la familia de la víctima y “continuará su lucha por el respeto y la dignidad humana en nuestra sociedad”
Link correlati :Adolescente cristiano no se convierte al islam: asesinado en su escuela