ASIA/BANGLADESH - El p. Rozario, liberado después del secuestro, permanecerá durante un período en la residencia del Obispo

Rajshahi – El p. William Walter Rozario, el sacerdote de Bangladesh de la diócesis de Rajshahi, que había desaparecido el lunes pasado y luego fue encontrado por la policía en Syleth, en el noreste del país, ha sido liberado por la policía y ahora se encuentra en la residencia del Obispo de Rajshahi, Mons. Gervas Rozario, donde se quedará por unos días o semanas. Según fuentes de Fides, el sacerdote se encuentra en evidente estado de alteración psicológica, está traumatizado por la experiencia que ha vivido y no consigue hablar. El obispo ha dispuesto un período de descanso para el sacerdote, con la esperanza de que pueda recuperar lentamente la paz mental y superar la experiencia sufrida.
La historia del presunto secuestro aún no ha sido aclarada porque la policía de Bangladesh sostiene que el sacerdote se alejo solo y no ha sufrido ningún tipo de violencia, sino que es “inestable mentalmente”. Sin embargo, la Iglesia local está convencida de que se ha tratado de un secuestro, pero ahora se pretende dejar que pase algo de tiempo, a la espera de que el padre Rozario pueda contar su versión de los hechos y reconstruir el incidente. Además el padre Rozario no ha sido denunciado por la policía ni acusado por un tribunal.
“Todavía estamos convencidos de que fue secuestrado”. Ahora hay que dejar que recupere la energía física y mental. Esperaremos una aclaración”, dice un sacerdote local a Fides, que conoce al p. Rozario, afirmando que “no hay elementos para establecer que este mentalmente enfermo”.
En una conferencia de prensa celebrada el sábado en Natore, la policía afirmó que el p. Rozario no fue secuestrado, sino que dejó la diócesis por si solo. El sacerdote estuvo presente en la conferencia pero no habló “por el evidente estado de conmoción en que se encuentra”, dice la fuente de Fides. Ahora la familia y el obispo piden que se le deje tranquilo para que pueda recuperarse por completo.