ASIA/BANGLADESH - El obispo Gomes: “Todos estamos involucrados en el perdón expresado a los Rohingya”

Dhaka – “El Papa, viniendo a Bangladesh, antes de nada ha querido mostrar, come jefe espiritual, confianza en nuestra nación y atención hacia el pueblo bengalí. Le estamos agradecidos. Todo el país se ha detenido para recibirlo y escuchar sus palabras y gestos. Para el pequeño rebaño de nuestra iglesia ha sido un momento emocionante e importante desde el punto de vista espiritual, porque ha venido a alentar y fortalecer la fe del pueblo de Dios”. Lo dice a la Agencia Fides Theotonius Gomes, el obispo auxiliar de Dhaka y presidente de Cáritas Bangladesh narrando el legado y el espíritu que ha dejado la visita del Papa Francisco en el país.
El Obispo Gomes comenta a la Agencia Fides: “El Papa nos ha enseñado a cuidar a los pobres y a los pequeños. Además, las autoridades políticas, la sociedad civil, los líderes religiosos musulmanes han querido reunirse y hablar con él: ha sido un intercambio intercultural e interreligioso fructífero, precioso para nuestro país y precioso para las pequeñas comunidades presentes aquí, como el cristiano”.
“La reunión con los refugiados Rohingya quedará grabada en nuestra memoria, -continúa Mons. Gomes – porque el Papa ha querido conocer uno por uno, en persona y con el corazón, mostrando una gran empatía, expresando amor, compasión y también la necesidad de satisfacer sus necesidades. Su petición de perdón todavía resuena en nuestros corazones, un petición hecha en nombre de toda la humanidad. Todos nos sentimos involucrados en este perdón, como hombres y como cristianos. Y nos sentimos involucrados en el compromiso de ayudarlos”.
Como conclusión de este viaje, dice el obispo auxiliar de Dhaka, “nos queda una gran felicidad y nuevas esperanzas para nuestro camino como pequeña Iglesia, un pequeño rebaño que vive y atestigua el Evangelio en este momento, en este país, en esta sociedad, siempre confiando en la gracia de Dios y poniendo toda esperanza en Él”