AMERICA/NICARAGUA - Después del NO de la Iglesia, se retira la propuesta de ley sobre las festividades marianas “patrimonio de la nación”

Managua – La Asamblea Nacional retira oficialmente la iniciativa de ley que proponía declarar "patrimonio nacional" las celebraciones en honor a la Inmaculada Concepción de Maria. Luego que se hiciera pública la presión de la Iglesia através de varias intervenciones de las autoridades religiosas.

“Nosotros hemos enviado una comunicación a la Presidencia de la República con puntos muy concretos donde hacemos ver al Gobierno lo inoportuno y lo inadecuado de una decisión de ese tipo, porque La Purísima no necesita de decreto alguno, porque está bien metida en el corazón del pueblo”, reveló Mons. Juan Abelardo Mata Guevara, S.D.B., obispo de la diócesis de Estelí , portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.
La comunicación del Segretario de los Obispos de este país confirmaba la clara posición de la Iglesia frente a la iniciativa del gobierno del presidente Ortega sobre la propuesta de ley para declarar Patrimonio Histórico y Cultural de la Nación las festividades marianas, que se debería discutir el día de ayer 5 de diciembre en la Asamblea Nacional.
Según declaraciones a la prensa de Wilfredo Navarro, diputado sandinista y segundo secretario de la Asamblea Nacional, la propuesta del Ejecutivo pretendía que las actividades del novenario de la Purísima, la Gritería que se celebra el 7 de diciembre; la Lavada de la Plata del 6 de diciembre que es la festividad en honor a la Virgen del Trono en el municipio de El Viejo, Chinandega, y la del 8 de diciembre de la Inmaculada Concepción de María podrían pasar a ser patrimonio de la nación. “Lo que se declara patrimonio cultural es la costumbre del pueblo Lo que estamos es oficializando una fiesta que tiene el pueblo de Nicaragua”, había comentado Navarro.
Sin embargo la reacción de parte de la iglesia católica fue inmediata, unánime y numerosa:
Para monseñor Silvio Fonseca, vicario de Familia, Vida e Infancia de la Arquidiócesis de Managua, sería una “tristeza que una tradición religiosa” hacia la Virgen María “se reduzca a una expresión de cultura”. Según la nota enviada a Fides de La Prensa el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, también rechazó la propuesta porque la festividad en honor a la Inmaculada Concepción de María es una fiesta litúrgica de la Iglesia católica que pertenece al mundo y no a un país. “Creo que sería bueno conocer lo que hay por detrás del decreto, porque honestamente no lo conozco”, reflexionó el cardenal Brenes, indicando así que el episcopado no fue consultado por el régimen antes de elaborar y presentar la mencionada iniciativa de ley, lo cual constituye, según la opinión pública de este país, una falta de respeto a la Iglesia católica de Nicaragua.