AMÉRICA/ARGENTINA - Las amenazas de los narcotraficantes obligan a la transferencia de un sacerdote

Moreno – Con una carta firmada por el obispo de la diócesis de Merlo-Moreno, Su Exc. Mons. Fernando Carlos Maletti, se ha comunicado que el sacerdote Eduardo Farrell será transferido de la parroquia Sagrado Corazón del barrio Cuartel V, debido a las repetidas amenazas que ha recibido. Se trata de una decisión forzada, tomada por la gran preocupación de las comunidades que sufren actos de violencia, incluso muy graves, como es la pérdida de vidas humanas.
El obispo también ha subrayado el avance del comercio de drogas ilícitas en los barrios, que está aumentando cada vez más y que provoca el deterioro de la salud de los jóvenes y brutales enfrentamientos por el control del territorio.
La iglesia, junto a otras instituciones, trabaja entre otras cuestiones, en la prevención de la drogodependencia. Mons. Maletti ha afirmado que “estas tareas pastorales suelen colisionar con los mezquinos y oscuros intereses de quienes solamente buscan el poder territorial y el rédito económico a cualquier costo con negocios ilícitos y sospechosas complicidades”.
“En los últimos tiempos numerosas personas, creyentes o no, militantes de Iglesia o no, han recibido claras señales de que su actuar y su predicación eran una molestia para los sectores que se desenvuelven al margen de la ley. En los últimos meses y, especialmente en los últimos días, las advertencias con significado de amenaza, se han reiterado puntualmente en la zona de Cuartel V y en la persona del Padre Eduardo Farrell” se lee en el comunicado recibido en la Agencia Fides. “Al tiempo que denunciamos públicamente esta preocupante situación, reiteramos nuestro compromiso como Iglesia de seguir trabajando junto a nuestros hermanos y hermanas que están clamando, con toda razón y justicia, por su derecho a una vida digna”, concluye el texto que también está firmado por el obispo auxiliar y por el Vicario general de la diócesis.