ÁFRICA/GHANA - El respeto de las leyes y de los derechos humanos es fundamental para gestionar la migración

Acra - “Los recursos naturales de Ghana se han convertido en una maldición en lugar de ser una bendición, a causa de la contaminación incontrolada por parte de aquellos que están involucrados en la extracción ilegal de piedras preciosas”, ha afirmado John Peter Amewu, Ministro de Tierras y Recursos Naturales de Ghana, en un foro organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ghana con los representantes diplomáticos de los Estados Europeos y de Oriente Medio acreditados en Acra. El ministro se ha lamentado por el gran número de extranjeros que participan en las actividades de extracción ilegales que destruyen tierras, bosques y arroyos, creando daños duraderos al medio ambiente.
Pero Ghana también es una tierra de emigración y no sólo de inmigración. La Ministro de Asuntos Exteriores e Integración Regional, Shirley Ayorkor Botchwey, ha pedido a los diplomáticos presentes que hagan todo lo posible para ayudar y proteger a los ghaneses que viven en sus respectivos países.
La Ministro ha subrayado que el tema de la migración se debe gestionar de una manera humana, protegiendo la dignidad de las personas, en conformidad con las normas internacionales. Botchwey también ha dicho que esta entristecida por la noticia de los ghaneses que son maltratados en algunos países, pero también ha pedido a las autoridades locales que castiguen a los ghaneses que violan las leyes de los países donde residen para que sirva como una advertencia a los demás.