ÁFRICA/EGIPTO - Los salafistas defienden al predicador musulmán acusado de haber definido como “infieles” a cristianos y judíos

El Cairo - El servicio egipcio de investigaciones para la Seguridad del Estado ha comenzado su investigación sobre el caso del jeque Salem Abdul Jalil, investigado por el delito de “desprecio a la religión” por definir a los cristianos y a los judíos como “infieles” y seguidores de doctrinas “corruptas”. El abogado Samir Sabry, conocido por haber presentado varias demandas contra los grupos islamitas egipcios, ha declarado que las afirmaciones de Jalil podrían fomentar actos de violencia contra los cristianos y poner en peligro todos los esfuerzos realizados para frenar el sectarismo y promover la coexistencia entre las diferentes componentes religiosas de Egipto.
Pero en defensa de Jalil se han lazado los responsables de la “llamada salafista”: un grupo salafista que dio origen al partido al Nur, ha difundido este miércoles 17 de mayo, un documento largo y detallado para demostrar que las expresiones utilizadas por el predicador no promueven la violencia, sino que expresan adecuadamente la enseñanza del profeta Mahoma, y no se puede prohibir a los jeques musulmanes difundir el contenido del Corán.
El Servicio , con 100 mil trabajadores, es el principal órgano de seguridad interna y de intelligence del Ministerio de Interior egipcio.
Salem Abdul Jalil podría tener que compadecer ante los jueces el 25 de junio. El caso, como ya publicado por la Agencia Fides , inició cuando el jeque Salem Abdul Jalil, Subsecretario del Ministerio egipcio de instalaciones religiosas ,durante un programa de televisión en el canal privado al Mehwar, inició una disputa teológica sobre la doctrina según el Corán en lo que se refiere a los no musulmanes. En este contexto, citando el Corán, Jalil definió a los cristianos y judíos como “infieles” , porque se niegan a seguir las enseñanzas del profeta Mahoma, y están llamados a convertirse al Islam antes de su muerte, si quieren evitar el castigo divino reservado para los infieles después de la vida terrena. .