Acogida ante todo- Iniciativa humanitaria en Bélgica

2017-11-28 L’Osservatore Romano

«Nosotros, pastores de la Iglesia católica en nuestro país, queremos continuar invirtiendo en una cultura de acogida y de encuentro, en el respeto de la dignidad de cada ser humano sin distinción»: lo escriben los obispos de Bélgica en una declaración publicada mientras están por llegar al país, desde Siria, ciento cincuenta refugiados, que serán distribuidos en las diócesis, gracias a la apertura de un nuevo pasillo humanitario.

«Creemos en la creatividad y en el entusiasmo de nuestras comunidades de fe, así como en el dinamismo de muchas organizaciones, acciones y movimientos de solidaridad, dentro y fuera de la Iglesia» escriben los prelados, agradecidos por esta generosidad. «Conscientes de la complejidad» de la situación unida a la inmigración, «no podemos construir muros de indiferencia y miedo, ni los migrantes pueden quitarse la obligación de integrarse en la sociedad que les acoge». El futuro de convivencia será posible solo si «no nos cerramos en nosotros mismos, no buscamos nuestro interés personal», indican los obispos que, en vista de estas nuevas llegadas, piden además que en todas las iglesias en Bélgica se realice una colecta especial en toda celebración de la vigilia y del día de Navidad, para destinar a los más vulnerables entre los que lleguen.

Las nuevas llegadas han sido posibles gracias al protocolo de entendimiento sellado entre Theo Francken, ministro para la acogida y las migraciones, el cardenal Jozef De Kesel, arzobispo de Mechelen-Brussel, y Hilde Kieboom, vicepresidente de la comunidad de San Egidio. Una vez que lleguen a Bélgica, de forma legal y segura, los núcleos familiares — seleccionados según el criterio de la vulnerabilidad experimentado ya en Italia y en Francia (víctimas de persecuciones, torturas y violencias, familias con niños, mujeres solas, ancianos, enfermos, personas con discapacidad) — serán alojados por iglesias cristianas de varias confesiones, que cuidarán también de su integración, desde la enseñanza del idioma a la inclusión en caminos de trabajo.