Mensaje Pontificio firmado por el Secretario de Estado a los participantes en la XIII sesión Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas para luchar contra la desertificación en Ordos, Mongolia interior (China, 6-16 septiembre 2017)

 

En Ordos, Mongolia interior (China) en    el Ordos International Convention and Exhibition Centre , dal 6 al 16 settembre 2017, tiene lugar  la XIII sesión de la Conferencia  de las Partes (COP 13), la XVI sesión del Comité para la revisión de la actuación de la Convención (CRIC 16) y la  XIII sesión de la Comisión de Ciencia y  Tecnologia (CST 13).

Un mensaje pontificio – firmado por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin – ha sido enviado a los participantes en la XIII Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas para luchar contra la desertificación  (11-12 septiembre), que fue leído  por S.E. Mons. Joseph Chennoth, nuncio apostólico en Japón y Jefe de la Delegación de la  Santa Sede, el lunes 11 de septiembre en el curso de la apertura solemne de la sesión de alto nivel.

Sigue el texto del mensaje:

Mensaje Pontificio firmado por el Secretario de Estado

  Su Santidad el Papa Francisco envía sus saludos a todos los reunidos en Ordos para la Decimotercera Conferencia de los Estados Parte de la Convención sobre la Lucha contra la Desertificación y aprecia sus esfuerzos en la promoción de un enfoque coordinado a esta grave crisis ecológica de nuestro tiempo. En particular, desea dar las gracias al Gobierno y al pueblo de China por acoger esta importante asamblea. Su Santidad se complace de que la Conferencia se preocupe por  despertar el interés y el compromiso de los jóvenes en la gran empresa de transformar los desiertos en jardines (Is 35,6), y confía en que levanten  su voz para llamar a una aplicación más concienzuda de las resoluciones de la comunidad internacional al respecto.  En su encíclica sobre el cuidado de  nuestra Casa Común, el Papa Francisco señalaba que, debido a los lazos de solidaridad que unen a todos los miembros de la familia humana, "que la desertificación del suelo es como una enfermedad" ( Laudato si ' 89), que afecta personalmente a cada uno. También observó en su Mensaje  su Urbi et Orbi de Pascua 2013, que cada uno debe cruzar el desierto interior, esa desertificación interior arraigada en la incapacidad de amar a Dios y al prójimo, y en el abandono de nuestro papel como guardianes de todo lo que el Creador nos ha confiado y continúa dándonos en cada edad.  Por esta razón, Su Santidad expresa su esperanza en  que la Conferencia, en el tratamiento de los temas y objetivos específicos, se guíe por un enfoque integral que aúne el tema de la desertificación a la cuestión ética más amplia de la pobreza, del subdesarrollo y de la justicia entre generaciones, que determina la salud general, espiritual y moral de nuestra comunidad global. El Papa  Francisco, alienta fervientemente los esfuerzos  de la Conferencia  encaminados a permitir que en todos los lugares nuestros hermanos y hermanas  vivan en paz y seguridad, a contribuir con sus  medios al bien común y a desarrollar plenamente su potencial e invoca la abundante bendición  de Dios sobre  los participantes y todos aquellos que los ayudan con sus investigaciones, asesoramiento y apoyo.

Cardenal Pietro Parolin Secretario de Estado

Desde el Vaticano, 6 de septiembre de 2017